Menos Impuestos, Más Empleos

Propuesta

Bajar los impuestos, para promover que las empresas generen más empleos, a través de:

  • Disminución del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para personas morales del 30% al 28%.
  • Disminución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la frontera de 16% a 11%.
  • Deducibilidad a 100% de activos fijos para recuperar el dinamismo en sectores como el de la construcción y las comunicaciones terrestres, marítimas, aéreas y telefónicas. El objetivo es que para las empresas, la deducción inmediata de la inversión representa una oportunidad de financiamiento para sus actividades.
  • Exentar del pago del impuesto al transporte público terrestre de pasajeros, ya que el sector y los usuarios se han visto afectados en su economía, como consecuencia del aumento de las tarifas.
  • Asimismo, simplificación del pago de los impuestos y combate a la evasión fiscal de las grandes empresas.

Antecedentes

En 2013 los legisladores del PRI y del PRD aprobaron una reforma fiscal que desincentivó la inversión y contrajo la economía. Las principales modificaciones de esta reforma en contra del dinamismo de la economía, fueron: el alza del ISR para personas morales al 30%, la homologación del impuesto en la frontera al 16% nacional y la eliminación de la consolidación de las operaciones de las empresas en el cálculo de impuestos.

Lo anterior impacto negativamente en el crecimiento económico en 2014, al estimarse una tasa de crecimiento del 2% para dicho periodo. De la misma manera para este año se estima un crecimiento económico bajo. En la encuesta del Banco de México del mes febrero, la estimación de crecimiento cayó de 3.29 por ciento a 3.08 por ciento. Con base a estas cifras, algunos analistas afirman que el país está creciendo debajo de su potencial. Asimismo la Secretaría del Trabajo ha anunciado que para este año se generarán 250 mil empleos menos que lo previsto

Justificación

Para generar los empleos que México necesita, se requieren tasas de crecimiento superiores al 5% y para ello las empresas solicitan mejores condiciones fiscales, a través de una contrarreforma fiscal que fomente la inversión y promueva el crecimiento.

En sentido contrario, la estrategia económica seguida por el Gobierno Federal se ha basado en elevar los impuestos y así recaudar más dinero para inversión y programas. Sin embargo, la inversión pública del Gobierno no ha sido suficiente, ni se ha realizado eficientemente, y además el Gobierno ha destinado una parte importante de los recursos obtenidos a elevar el gasto en burocracia. En la presente administración este ha aumentado un 60%.

El PAN y Juan Blanco proponen un cambio de estrategia de manera urgente, que consista en: bajar los impuestos para reactivar la producción, atraer inversiones, generar empleos, incentivar el mercado interno, impulsar el crecimiento que necesita la nación, y sobre todo procurar el bienestar de las familias mexicanas; Asimismo, que con esta nueva estrategia el Gobierno Federal pueda obtener una mayor recaudación a través de la reactivación económica.