Salario Digno

Propuesta

Promover la discusión en la Cámara de Diputados para establecer el salario mínimo sobre una línea de bienestar basada en el valor de una canasta básica, que tome en cuenta los hábitos y costumbres de las familias mexicanas, que considere los cambios en la productividad, así como la capacidad de las empresas y de las unidades económicas.

Antecedentes

  • El salario mínimo ha venido perdiendo históricamente su poder adquisitivo. La razón de ello se debe en gran medida a las crisis económicas e inflación.
  • El PAN preocupado por este deterioro del salario mínimo, se propuso realizar una consulta popular para impulsar su incremento, recaudando 2.5 millones de firmas, que respaldaron la realización de dicha consulta. Sin embargo, dicha consulta fue rechazada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), argumentando que la forma de plantear la pregunta de la consulta era inconstitucional y que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI) es a la que le corresponde fijar el valor del salario mínimo y no a partir de los valores del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).
  • A pesar de lo anterior, la presión social generada en este tema por el PAN sirvió para que se empezaran a dar algunos pasos en la búsqueda de mejorar el salario mínimo en México:
  • El pasado diciembre de 2014, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por mayoría calificada, el dictamen que modifica la Constitución Política en materia de desindexación del salario mínimo, con la finalidad de dar un primer paso hacia la construcción de una política de recuperación del ingreso. Dicho dictamen fue turnado al Senado, donde aún se encuentra sin resolución.
  • Esta propuesta de desindexación incluye crear la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que sustituirá el salario mínimo como unidad de referencia para distintos pagos. El valor inicial diario de la UMA será establecido por el INEGI y empezará teniendo un valor equivalente al salario mínimo vigente en la zona A.
  • En el caso de la Ciudad de México ya se hizo la desindexación, por lo que a partir de este año todas las referencias a multas y pagos se dan en la Unidad de Cuentas de la Ciudad de México.
  • Asimismo otro paso hacia la mejora del salario mínimo, fue el tomado por el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI), el cual acordó aumentar el salario mínimo de la zona geográfica B en 1.68 pesos diarios, al pasar de 66.45 pesos a 68.28 pesos, a partir del 1 de abril, con el objetivo de buscar la convergencia de los salarios mínimos de las áreas geográficas A y B. Para octubre de 2015 se concluirá dicho proceso, llegando a un solo salario mínimo en todo el país de 70.10 pesos al día.

Justificación

  • La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece, que toda persona tiene derecho a una remuneración, no solamente equitativa, sino que le permita satisfacer las necesidades de su familia. En México este derecho está inscrito en el artículo 123 de la Constitución.
  • Sin embargo, de 1980 a la fecha, el salario mínimo ha atravesado por una larga y aguda fase de deterioro imposibilitando que al trabajador se le cumpla este derecho. La pérdida en términos reales ha sido de más del 70 por ciento de su valor real.
  • Es profundamente insensible e injusto pretender que una familia viva con 67 pesos al día, ya que la línea de bienestar mínima para contar con una canasta alimentaria y no sólo lo necesario para su alimentación, requiere que el ingreso diario sea de 171 pesos. Por lo cual, si un trabajador tiene dos hijos y esposa, el salario mínimo no es suficiente.
  • Se estima que en México se encuentran 700 mil trabajadores en esta situación, es decir ganando el salario mínimo (cumpliendo una jornada laboral de al menos 40 horas semanales) vía sus ingresos laborales.
  • Aunque existe el argumento de que el salario debe basarse en la productividad del trabajador, en México esto no ha sucedido, ya que de acuerdo a estimaciones de analistas económicos, si esto se cumpliera, en el país los trabajadores deberían percibir $5 mil 782 dólares anuales (reales); no $ 1 mil 722.
  • El PAN sostiene por principio de doctrina que el mercado es imperfecto y, por lo tanto, el Estado debe intervenir para corregir las fallas, creando redes de protección, como lo es garantizar una retribución justa para el trabajador.
  • Incrementar el salario mínimo fortalecería el mercado interno y con ello se apuntalaría la economía.

Experiencia internacional

  • No hay un país en toda la OCDE que tenga un salario mínimo más bajo que México.
  • México ocupa el segundo lugar de los países más desiguales de la OCDE.
  • México actualmente está en el fondo de la tabla en su salario mínimo (ver sección de gráficos).
  • México es el país de América Latina con el salario más bajo, solo por delante de Haití.
  • Se estima que en 2011, México ocupó la posición ocho entre 113 con el salario mínimo más bajo respecto al PIB per capita, apenas por encima de Kuwait, República Checa, Lituania, Luxemburgo, Kazajistán, Rusia y Bulgaria.
  • Estonia, Chile y la República Checa tienen un salario mínimo casi 5 veces mayor que el de México. El salario mínimo en México es de $70 pesos, el que le sigue más bajo es el de Estonia, que es de 287 pesos.
  • Comparando el salario mínimo con respecto al PIB per cápita, como medida de desigualdad, resulta que México se encuentra muy por debajo a la tendencia mundial. Por ejemplo, mientras que en México el PIB per capita en 2011 fue de $15 mil 886 (dólares PPC), en Brasil fue de $14 mil 300. Sin embargo, el salario mínimo de Brasil es poco menos del doble que el mexicano ($2 mil 360.6 contra $ 4 mil 445.7 dólares PPC anuales).
    Mientras que el salario mínimo en términos reales ha crecido en países en desarrollo como Chile (crecimiento de 98%) y Turquía (161.8%), en México de hecho ha decrecido (-27.9%).
  • En la última década, muchos países rezagados iniciaron políticas de recuperación de sus salarios mínimos y un ejemplo es Uruguay. En este país el salario mínimo, del 2004 al 2014 ha tenido un incremento de más de 200 por ciento sin impactar de forma negativa a su economía. Por el contrario, México prácticamente tiene el mismo salario de inicios de la década y es la nación peor posicionada de América Latina.
  • Barack Obama en Estados Unidos hizo una propuesta para subir el salario mínimo de 7 a 10 dólares la hora de manera progresiva en 3 años y después indexarlo con la inflación para que no pierda poder adquisitivo.
  • Alemania discutió y aprobó el 4 de julio de 2014 la implantación del salario mínimo interprofesional, para que a partir de 2015 legalmente no se trabaje por debajo de los 8.5 euros por hora.
  • En conclusión, México tiene uno de los salarios mínimos comparativamente más bajos del mundo. Mantenerlo así artificialmente es prolongar la brecha de desigualdad y condenar a cientos de miles de mexicanos a no poder proveerse de sus necesidades básicas vía sus capacidades productivas.